BUSCAR
TIENDA
  • Your Cart Is Empty!
Your address will show here +12 34 56 78
¿Qué son las violencias machistas?
Pese a que tenemos una sociedad más igualitaria que en tiempos pasados, no hemos alcanzado una igualdad real y efectiva. Aún hoy, se siguen manteniendo las violencias machistas, que son comportamientos y acciones que contribuyen al menoscabo de la dignidad, la estima y la integridad, tanto física como psicológica, de las mujeres y de las niñas por el mero hecho de serlo y hacen que se perpetúe la desigualdad entre hombres y mujeres.
Hace apenas algunos años que se han ido reconociendo las implicaciones que las violencias machistas tienen en las vulneraciones de los Derechos Humanos de las mujeres y se han comenzado a tomar medidas para paliar y concienciar a la sociedad con respecto a esto. Una de estas importantes medidas o puestas en acción es el Convenio de Estambul de 2011 (https://rm.coe.int/1680462543).

Este es el primer instrumento de carácter vinculante en el ámbito europeo en materia de violencia contra la mujer y la violencia doméstica, y en él se reconoce que este tipo de violencia es estructural y está basada en el género. De esta forma, la violencia machista sería uno de los mecanismos sociales cruciales para sostener y perpetuar una posición de subordinación de la mujer con respecto al hombre, puesto que se encuentra presente en todas las sociedades y en todos los espacios sociales, tanto públicos como privados. 

Otra es el Pacto de Estado (https://www.boe.es/buscar/pdf/2018/BOE-A-2018-11135-consolidado.pdf), Real Decreto-ley del año 2018 y, por lo tanto, de nivel estatal. En él se establece que la violencia contra las mujeres es un obstáculo para la plena realización de la igualdad entre hombres y mujeres, y se toman una serie de nuevas medidas focalizadas a la lucha y la erradicación de la desigualdad.
¿Qué modalidades de
violencias machistas existen?

Al existir este tipo de violencias tanto en ámbitos públicos como en privados, encontramos varios tipos:
  • Violencia económica. Incluye todo tipo de acto que genere limitaciones económicas con la intención de controlar el dinero o privar de medios económicos para vivir de forma autónoma a una mujer.  

  • Violencia laboral. Una de las más comunes, abarcando desde la dificultad de acceso que tienen las mujeres a puestos de responsabilidad laboral, la inestabilidad laboral dentro de las empresas hasta la desigualdad de sueldo entre hombres y mujeres en idénticos puestos de trabajo.

  • Violencia institucional. Es aquella mediante la que funcionarios o autoridades dificultan, retrasan o impiden el acceso a la vida pública, la adhesión a diferentes políticas o la imposibilidad de que las mujeres ejerzan sus derechos, incluso.
  • Violencia psicológica. Se puede dar en todo tipo de contextos y consiste en cualquier acción que haga que las mujeres se sientan degradadas como personas o que trata de controlar sus acciones o decisiones. Puede manifestarse como acoso, restricción, humillación, manipulación o aislamiento. Además, suele ser la puerta de entrada a otros tipos de violencia.  

  • Violencia física. Abarca cualquier acción que afecte a la integridad de la persona, ya sean hematomas, heridas, quemaduras, empujones, bofetadas, etc.

  • Violencia sexualNo solo se limita a forzar a una mujer contra su voluntad, sin su consentimiento, sino que también se refiere a cualquier tipo de acoso, explotación, abuso o intimidación, sin importar el tipo de relación entre la víctima y el agresor.

  • Violencia simbólica. Recoge estereotipos, mensajes, valores e incluso signos que favorecen la repetición de las conductas machistas o que fomenten la desigualdad y es la más arraigada y sobre la que se establece más permisividad.